Fundació Guasch Coranty

Quiénes somos?

La Fundació Guasch Coranty es una fundación privada, sin ánimo de lucro y dedicada al estímulo y promoción de actividades relacionadas con la creación i la investigación artística.

Sus finalidades fundacionales son el otorgamiento anual de cuatro Becas a la creación artística y el otorgamiento, cada tres años, del Premio de Pintura Internacional Guasch Coranty.

Las Becas pera la Creación Artística son anuales y tienen como objetivo ayudar e incentivar los proyectos de creación e investigación de los estudiantes de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Barcelona que hayan superado un mínimo de créditos de Grado o estén inscritos en programas oficiales de Postgrado.

El Premio de Pintura Internacional, convocado cada tres años, tiene como objetivo ayudar a la creación y difusión de artistas profesionales, menores de cuarenta años y de cualquier país, que hayan finalizado estudios superiores de Bellas Artes. Este premio se consolida como uno de los más importantes en el ámbito artístico, por la composición de su jurado, conformado por profesionales de arte reconocidos a nivel internacional, por su dotación económica y por la posterior exposición en el Centre d’Art de l’Hospitalet Tecla Sala, a Barcelona. En este premio colabora Piramidón Centre d’Art Contemporani de Barcelona.

Historia

La Fundación Guasch Coranty se constituye por la voluntad y legado que el matrimonio formado por el Sr Francesc Guasch Homs i la Sra Emília Coranty Llurià dejaron, después la muerte de la Sra Coranty, al alumnado de Bellas Artes de Barcelona.

Francesc Guasch

El Sr. Francesc Guasch Homs nació en la ciudad de Valls el 2 de febrero de 1861 y murió en Barcelona el 12 de septiembre de 1923. Con 8 años se trasladó a la ciudad de Tarragona y más tarde, residió con sus padres en Barcelona. Ya de bien pequeño mostraba una gran afición a la práctica artística, hecho que lo llevó a ingresar en la Escuela Oficial de Bellas Artes de Barcelona, la conocida “Llotja”- Allí fue discípulo de Claudio Lorenzale y de Luís Rigalt, de los que aprendió ” Dibujo del Antiguo y del Natural” y “Paisaje”. Continuó con los cursos de la época, “Colorido y composición” con Antonio Caba. En un afán de superación constante, se trasladó a Madrid en el 1884 y entró en la Escuela de San Fernando de Madrid, donde estudió pintura, escultura y grabado. Fue alumno del célebre paisajista Carlos de Haes y obtuvo el premio anual de paisaje.

Fue becado en Roma por la Diputación Provincial de Tarragona, donde ejecutó algunas obras de mérito.  Allí coincidió con Emília Coranty Llurià, que, como artista premiada, disfrutaba de una bolsa de Estudio y de Viaje que le concedió la Diputación de Barcelona. Después de unirse en matrimonio en Barcelona, regresaron a Roma, des de donde emprendieron algunos viajes por Europa, hecho que les dotó de una visión bastante amplia i cosmopolita de la vida artística del momento. Una enfermedad de Francesc Guasch les obligó a volver a Barcelona, donde fijaron su residencia definitiva.

El Sr. Francesc Guasch fue nombrado técnico de museos artísticos municipales y conservador del Museo de Bellas Artes de Barcelona. Fue, a demás de pintor, colaborador de algunas revistas literarias de la época, donde ejercía la crítica artística.

Emília Coranty

Emília Coranty Llurià fue artista pintora y a la vez profesora de dibujo y de pintura en la Escuela Superior de la Mujer.  Vivió en París, Valls y Barcelona y junto a su marido, no dejó de dedicarse a la actividad artística,  formando con él una pareja unida al servicio del arte y la cultura. Murió el 18 de febrero de 1944. La Diputación de Tarragona conserva en sus salones alguna de sus obras pictóricas.

La práctica de la pintura, el contacto con el mundo de los museos, el ejercicio de la docencia del arte por parte de Emília Coranty y el provecho de becas de estudio, fue el estímulo determinante para que ambas partes decidieran donar sus bienes para favorecer a las nuevas generaciones de artistas para ampliar sus conocimientos.

De esta forma, la Sra. Emília Coranty Llurià otorgó testamento el día 21 de marzo del 1929 y un codicilo el día 24 de abril del mismo año, donde nombraba heredera universal a la Escuela Oficial de Artes y Oficios Artísticos y Bellas Artes de Barcelona. Se impusieron las condiciones para crear una escuela con el nombre de “Escuela de arte Guasch Coranty así como la constitución de un Premio Internacional Guasch Coranty y se designaron a los siguientes encargados funciones para la conservación de bienes y su aplicación a los fines expresados: el presidente de la Diputación de Barcelona; el presidente de la Junta de Museos de Barcelona; el jefe del Negociado de los Museus y el director de los museos de Barcelona.

A partir de este momento empiezan a acontecerse una serie de actuaciones, actas notariales, inspecciones, valoraciones, órdenes ministeriales y resoluciones, de las cuales, las más relevantes son:

La resolución de la Dirección General de Bellas Artes, sección Fundaciones Benéfico Docentes reconoce como entidad legataria la Escuela Superior de Bellas Artes de San Jorge de Barcelona, en fecha 23 de octubre de 1946, de la cual deriva la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Barcelona.

La orden ministerial del 23 de septiembre de 1947 ratifica la anterior resolución de la Dirección General de Bellas Artes.

El 21 de octubre de 1958 se redacta la escritura notarial de la entrega de la finca de la calle Ciutat de Balaguer a la Fundación Guasch Coranty. El Sr. Frederic Marès Deulovo actuó como representante de la Escuela Superior de Bellas Artes de San Jorge de Barcelona y el Sr. Pere Llobet i Llobet lo hace como administrador, en nombre de la Fundación Guasch Coranty.

La finca de la calle Ciutat de Balaguer 17 (Barcelona), de la cual era propietaria el matrimonio, era una torre con un amplio jardín modernista. En el medio del jardín, había un brollador donde emergía un ángel alado. Los arbustos, los árboles frondosos más diversos creaban un espacio propicio para que los alumnos de Bellas Artes fueran a pintar paisaje. En aquel entorno idílico, se construyó más tarde la nueva sede de la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Barcelona. Este hecho provocó a la Fundación una situación que obligó hacer una reclamación, por la vía administrativa, previa a la judicial. Por una sentencia del Tribunal Supremo con fecha del 8 de octubre de 1976, se reconocía la propiedad de la finca de la calle Ciutat de Balaguer, 17 a la Fundación Guasch Coranty.

Todos los directores de la antigua Escuela Superior y los decanos de la actual Facultad de Bellas Artes, con el Sr Miquel Llobet Ventats por parte de la Fundación, mantuvieron la reclamación por una resolución justa y que no dejara sin efectos las disposiciones testamentarias en favor del alumnado de Bellas Artes de Barcelona.

Finalmente, a parte del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, los interlocutores fueron: La Generalitat de Catalunya, la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Barcelona-heredera de la antigua Escuela Superior de Bellas Artes de San Jorge de Barcelona- y la Fundación Guasch Coranty

La Universidad de Barcelona ha impulsado en todo momento las iniciativas del decanato de la Facultad de Bellas Artes. En este sentido, es necesario recalcar la actuación del Dr. Josep M. Bricall y del Dr. Antoni Caparrós Benedicto, ex rectores de la Universidad que, junto con el equipo decanal de la Facultad y la propia Fundación, llegaron a un acuerdo en la venta de la finca de la calle Ciutat de Balaguer 17 de Barcelona a la Generalitat de Catalunya el 15 de diciembre de 1999.

Con esta actuación finalizaba un proceso que duró unos setenta años y que permitió, una vez satisfechos  los plazos estipulados de la venta, la dotación a la Fundación Guasch Coranty de un capital que ha hecho posible la posibilidad de ofrecer, de forma anual, las Becas para la creación artística y la convocatoria de un Premio de Pintura Internacional para artistas titulados superiores y menores de cuarenta años, tal como lo establecen los Estatutos de la Fundación. Así mismo, se trasladó la ubicación de la sede de la Fundación la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Barcelona.

Patronato

  • Rector/a de la Universidad de Barcelona, presidente/a.
  • Decano/na de la Facultad de Bellas Artes de la UB, vicepresidente/a segundo/a
  • Secretario/a general de la Universidad de Barcelona, Secretaria
  • Secretario/a de la Facultad de Bellas Artes de la UB, vocal
  • Presidente/a de Real Academia Catalana de Bellas Artes de San Jorge, vocal.
  • Secretario/a General de Real Academia Catalana de Bellas Artes de San Jorge, vocal.
  • Un patrón no nato, escogido cada dos años.

La Fundación té la sede en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Barcelona i cuenta con el apoyo del equipo decanal y del rectorado de la Universidad de Barcelona.

Patrimonio

El patrimonio de la Fundación Guasch Coranty consta de las obras cedidas por los/as becarios/as una vez han finalizado su actividad dentro de la beca. La persona becada se compromete a dar una obra de mutuo acuerdo con el Patronato. Así, el patrimonio se va ampliando cada año teniendo como fondo, trabajos representativos de estos artistas.